Se termina “La Niña”: ¿cuándo llega el fin de la sequía en Argentina?

La Niña llegó a su fin”, escribió el Servicio Meteorológico Nacional compartiendo la novedad anunciada por la Administración Atmosférica y Oceánica estadounidense (NOAA, por su sigla en inglés). El organismo anticipó que “en Argentina todavía no vamos a ver mucha variación en las precipitaciones”, al menos por las próximas

El ocaso del fenómeno climático es importante para Argentina que viene sufriendo desde hace casi tres años a La Niña, que agravó las sequías en buena parte del país. Sin embargo, los expertos temen por la llegada de El Niño, que suele venir acompañado de mayores precipitaciones, para la segunda mitad de 2023.

“A pesar del cambio en la temperatura del océano, la atmósfera todavía se mantiene con una circulación acorde a la de La Niña”, advirtieron desde el SMN. La Niña ha sido reemplazada oficialmente por “condiciones ENOS-neutrales”, explicaron desde el Centro de Predicción Climática (perteneciente a la NOAA) en su “Aviso Final de La Niña” el jueves por la mañana.

Pero, qué quiere decir ENOS neutral: esto es igual que decir que ni La Niña ni El Niño están presentes. “ENOS neutral significa efectivamente que las condiciones en el Pacífico tropical están más cerca del promedio, por lo que no hay una gran interrupción en la circulación atmosférica que ofrece El Niño La Niña”, aclaró a la agencia Nexstar Michelle L’Heureux, meteoróloga del Centro de Predicción del Clima,

“Durante febrero 2023, las temperaturas por debajo del promedio de la superficie del mar se debilitaron y actualmente solo persisten sobre el Océano Pacífico central”, especifica el NOAA.

¿Cuándo llegan las lluvias?

Todavía habrá que tener paciencia. “Que la niña haya llegado a su fin no significa que de repente va a comenzar a llover. Esto se debe a que uno de los componentes del ENOS, el océano, ya cambió su fase, pero la atmósfera no es tan rápida. En general, a esta masa gaseosa le cuesta un poco más reaccionar a los cambios en la temperatura del agua, es decir, no es algo inmediato”, explicó a PERFIL el meteorólogo Sergio Jalfin.

“A pesar de este anuncio del final de La Niña, la realidad es que la atmósfera todavía se está comportando como si este fenómeno aún estuviera presente. En la región central del país y el litoral tenemos dos máximos de precipitación todos los años por la climatología natural que son en el otoño (Marzo-Mayo) y en primavera (Septiembre-Noviembre). Es probable que este otoño llueva un poco más en relación a los otoños últimos, pero las precipitaciones aún seguirán siendo insuficientes. Las mismas se estarían normalizando probablemente hacia la primavera de este año”, anticipó.

Arde la Ciudad de Buenos Aires: cómo estará el tiempo hoy, el fin de semana y cuándo llega la lluvia

La Niña y su repercusión en el verano más caluroso de la historia

El calor extremo y poco frecuente que se sostiene este marzo responde a diversos factores, entre ellos La Niña. “La Niña está directamente asociada a la sequía y por ende a la ausencia de precipitaciones. Entonces si no llueve los días están más despejados y por efecto de la radiación solar la temperatura sube más. Esto resulta lógico, ya que, al haber ausencia de nubes en esta época del año, los días terminan siendo calurosos”, puntualizó Jalfin.

“Además, ya desde noviembre del 2022 se vienen dando varios eventos de ola de calor, siendo la actual la novena ola de calor que está en curso. Es decir que esta ola de calor es consecuencia también de todas las anteriores que ya se dieron durante este verano, es decir es la historia que la atmósfera trae”, sostuvo.

Estamos viviendo el verano más caluroso de la historia. A todas estas condiciones descriptas se sumó, en los últimos días, una configuración general de la atmósfera en el centro y norte Argentina muy particular: vientos muy leves en todos los niveles de la atmosfera, asociado al predominio de altas presiones dando como consecuencia condiciones muy estables impidiendo la llegada de sistemas frontales desde la Patagonia”, explicó Jalfin a este medio.

“Y toda esta circulación permanece aún estacionaria a modo de ‘bloqueo’, lo que hace que las temperaturas prácticamente no se modifiquen. Este tipo de bloqueos cuando aparecen suelen durar en general de 8 a 10 días como máximo. Lo impresionante de ese evento es que esta situación comenzó en los últimos días de febrero, y podría extenderse hasta el 18 o 19 de Marzo como mínimo. Y esto es lo que define a este evento como extraordinario, porque puede llegar a durar entre 20 y 25 días desde que comenzó, no hay antecedentes de algo así”, subrayó .

¿Qué son El Niño y La Niña?

De acuerdo a la descripción brindada en el sitio del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), “El Niño/Oscilación del Sur (ENOS) es un fenómeno natural caracterizado por la fluctuación de las temperaturas del océano en la parte central y oriental del Pacífico ecuatorial, asociada a cambios en la atmósfera”. Modifica las condiciones climáticas de diversas partes del mundo y en particular la región sudamericana.

“El Niño y La Niña son los componentes oceánicos, mientras que la Oscilación del Sur es el componente atmosférico, y ambos dan origen al término El Niño/Oscilación del Sur. Este fenómeno comprende tres fases: El Niño, La Niña y una fase neutra”, detallan.

“En particular durante la primavera y verano el noreste argentino tiende a registrar precipitaciones superiores a las normales durante una fase El Niño. Durante la fase La Niña misma zona tiende a registrar precipitaciones por debajo de lo normal”, explican.

Este fenómeno se declara “cuando las temperaturas del mar en el Pacífico oriental tropical aumentan/disminuyen 0,5°C por encima/por debajo del promedio durante varios meses consecutivos (5 trimestres)”.

 

RB/ff

Author: editor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *